17 diciembre 2005

Recordar viejas lecturas

Alrededor de los 14-16 años me fui comprando (y leyendo) una treintena de libros de la Dragonlance, digamos que fue lo que me llamó la atención tras leer gran parte de la obra de Tolkien. Algunos años después de aquello, y después de algunos meses sin leer una novela, he vuelto a interesarme por el mundillo de la Dragonlance y sus historias de magos, dragones y kenders. Y he sacado y desempolvado los libros que tenía guardados en un rincón oculto de mi estantería... y me he puesto a leerlos. [Lo de "rincón oculto" se refiere a que hace algún tiempo que mi estantería está llena de libros, así que he ido guardando mis tomos de manga justo delante de los libros de la Dragonlance. Razón por la cual dichos libros están, en efecto, ocultos.]

Actualmente, mi velocidad de lectura es de unas 40 páginas al día. No es más alta porque suelo leer en momentos en que la alternativa es no hacer nada, como cuando viajo en autobús, aunque es sorprendente que sólo en esos ratos consiga leer tanto... y eso me hace pensar en la cantidad de tiempo que se pierde sin hacer nada :P

En cuanto a la otra velocidad de lectura (expresada en palabras por minuto), no la he calculado, aunque me imagino que será bastante normalita.

Por otra parte, he conseguido solucionar el problema que tenía para ver vídeos en el ordenador y como consecuencia de ello he conseguido viciarme a Full Metal Alchemist, un anime que siempre quise ver y nunca pude por diversas razones, todas ellas un poco extrañas :P

Ya veré si durante las vacaciones de Navidad predomina la lectura o el anime en mis ratos libres.

Comments on "Recordar viejas lecturas"

 

post a comment

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>