30 noviembre 2005

Las cuatro operaciones básicas

Esta tarde estaba navegando por la página de Minijuegos en busca de algo para pasar el rato cuando vi un extraño juego de sumas cuya descripción me retaba a probarlo. "¿Eres rápido con las operaciones matemáticas?", decían, y me propuse averiguar si lo era.

Pero no lo probé en la página de Minijuegos, ya que a menudo sólo se puede ver las mejores marcas (y grabar una en el caso de que se llegue a tal punto) en la página web en la que el programador colgó el videojuego, y no en otra. Así que fui a la página original y me puse a jugar al juego de marras tras explorar dicha página en busca de otros juegos y curiosidades ;)

El juego se titula Sanō Heiretsu (左脳並列) y consiste en realizar las operaciones que aparecen en pantalla antes de que el tiempo se agote. Al principio sólo son sumas, pero luego la cosa se complica, ya que se van añadiendo las otras tres operaciones básicas: multiplicaciones, restas y divisiones. Lo bueno es que todas las respuestas son números de una cifra, de 0 a 9. Al teclear la respuesta correcta para al menos una operación de las que aparecen en pantalla, todas las operaciones con esa respuesta desaparecen y son sustituidas por nuevas operaciones.

Al introducir un número que no sea la respuesta a ninguna operación, baja la barra de vida. Si se agota el tiempo de alguna operación, la barra baja rápidamente hasta que se introduzca la respuesta correcta, y esto es acumulativo: la barra baja más rápido si se agota el tiempo para varias operaciones. Si la barra llega a 0, pues game over.

El botón de "DRILL" lleva a una pantalla de entrenamiento en que puedes elegir el tipo de operaciones que quieres practicar, sin la presión que supone la barra de vida. Se ofrecen las siguientes opciones, respectivamente: sumas, multiplicaciones, y restas y divisiones de hasta 1, 2 y 3 cifras. A la izquierda hay un ejemplo con divisiones de hasta 3 cifras (por supuesto, la respuesta a todas las divisiones es un número de una cifra).

Dije que "lo bueno" era que las respuestas fueran números de una cifra, pero en realidad no es una cosa tan buena. Esto hace que se dé menos tiempo y se te acabe saturando la cabeza de tanto número. Además, cuando introducen las multiplicaciones y después las restas, es fácil confundir los signos de las operaciones e introducir 5 como respuesta a 2×3. Lo peor de esto es que estés seguro de haber introducido la respuesta correcta, y tras el pitido que indica que está mal vuelves a introducir el 5. Otro pitido. Y es entonces cuando te das cuenta, y para entonces han pasado tres valiosos segundos y tienes un par de operaciones con el tiempo casi agotado. Sí, el juego es una gran paranoia.

Pero parece que se me dio bien, ya que conseguí la tercera puntuación más alta: 600 millones de puntos. Y mi recompensa en el ranking oficial :D

Pero claro, a esas alturas de vicio ya estaba desquiciado y mis dedos bailoteaban ya casi sin sentido por el cero y el siete y el dos mientras yo intentaba ver todas las operaciones y resolverlas. Aunque fueran divisiones al estilo 544/68, que es exactamente 8, pero claro, se trata de que tienes unas décimas de segundo para saber eso... y no hay tiempo de usar calculadoras... y el cerebro está demasiado ocupado como para hacer otra cosa que adivinar así, a lo loco. (Ir al buen tuntún más o menos funciona, aunque, según he podido comprobar, funciona algo peor con los números 3, 5 y 7 que con el resto)

En fin, bonito juego, pero no voy a volver a jugar con el fin de llegar a ser el número 1. No es sólo que algunos videojuegos on-line reinician su ranking para animar a la gente, es que no me merece la pena tanto sufrimiento y tanta dedicación. Mejor me pongo a hacer el sudoku del periódico y ya :P

Comments on "Las cuatro operaciones básicas"

 

Anonymous Anónimo said ... (lunes, 19 marzo, 2007) : 

i sell im crap....read me.



Phil Coel

 

post a comment

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>