01 noviembre 2005

Discriminaciones reales

En la madrugada de ayer (31 de octubre) nació una niña llamada Leonor. Ella no eligió a su padre, pero la suerte (o el destino) le sonrió, ya que su padre es el príncipe de Asturias y heredero de la Corona española. Así, por ser su padre quien es, ella ya goza de los mayores honores y privilegios, como muestra su flamante título de Alteza Real y el hecho de que ella es "la heredera del heredero", como ya la llaman por ahí.

Curiosamente, la Constitución española sigue arrastrando restos de Ley Sálica, de forma que a pesar de ser Felipe más joven que sus dos hermanas, es el heredero de la Corona, y así lo será también el hipotético hermano pequeño de Leonor (en caso de que tenga algún hermano varón). Esto es inadmisible para algunos paladines de la igualdad de todos los españoles. Si las mujeres pueden llegar a diputadas o a presidentas de una empresa en teórica igualdad con los varones, ¿por qué han de sufrir una discriminación a la hora de reinar?
Artículo 57

1. La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos.
Sin embargo, el artículo 14 dice claramente que...
Artículo 14

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
Si los españoles son iguales ante la ley sin distinción de sexo (entre otras cosas), entonces el artículo 57 es anticonstitucional, es decir, la Constitución no es coherente consigo misma. Por eso, el PSOE y el PP, con la "lógica de los tiempos" por delante, dejan ahora un poco de lado sus enormes diferencias en el tema del Estatuto catalán y se ponen de acuerdo para reformar el artículo 57.1 para que diga esto:
Artículo 57

1. La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; y en el mismo grado, la persona de más edad a la de menos.
El problema es que, si el artículo 57 se modifica, Felipe no debería ser el heredero al trono, sino que debería serlo su hermana mayor Elena por ser la primogénita. Y después de ella, su hijo Froilán.

En cualquier caso, quedan otras dos discriminaciones, por nacimiento y por edad. Por edad porque Leonor (o Elena) tiene preferencia sobre sus hermanos menores para ser proclamada Reina. Y por nacimiento porque los que no hemos nacido en la realeza sólo podemos aspirar a ser consortes en caso de pegar un braguetazo como el de Letizia, pero nunca reyes reinantes.

Se trata, pues, de "endulzar" la incongruencia de que España, en pleno siglo XXI, siga siendo una monarquía. Al fin y al cabo, la monarquía se basa en una enorme discriminación, que es el privilegio de una familia (la Familia Real) sobre las demás. Quitando las discriminaciones, quitamos al rey, así de simple.

Comments on "Discriminaciones reales"

 

post a comment

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>