18 mayo 2005

Pecado y penitencia friki

El 19 de mayo (mañana) se estrena el famosísimo episodio III de Star Wars: El retorno de los Sith. La expectación es grande y se prevén masivos espectáculos de cosplay de soldados imperiales, Darth Vader y toda la pesca. Sin embargo, tengo que confesar un pecado capital...

Yo: Ave María Purísima.
Darth Vader: Sin pecado concebida.
-Padre, me acuso de no haber visto el episodio II todavía.
-Entonces tendrás que sufrir la penitencia de madrugar mañana para verlo y no quedar mal ante todos los frikis con los que vayas a ver el III.

La penitencia se debe a que la única televisión con aparato DVD que tengo en casa está ocupada por Aquí no hay quien viva, así que me toca ajo y agua por ahora. Mañana me toca sesión friki intensiva, un maratón casi comparable al que "sufrí" en casa de Lidia cuando me tocó solucionar el pecado de... ¡ANATEMA! no haber visto una sola película entera de Star Wars. Ese día, o mejor dicho, esa noche, de la que ha pasado alrededor de un mes, vimos las tres películas antiguas y la parodia (Space Balls) seguidas.

Reconozco pues mis pecados y estoy dispuesto a soportar las flagelaciones verbales que hagan falta. Físicas no, que entonces a ver si voy a entrar en el modo berserk y se va a montar una gorda.

Y mañana solucionaré estos pecados que he ido cometiendo durante demasiado tiempo. Amén.

Comments on "Pecado y penitencia friki"

 

post a comment

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>