24 abril 2005

IX Concurso de Primavera de Matemáticas

Desde hace algún tiempo, todos los años hay una prueba en muchos colegios e institutos de Madrid en que participan unos 20.000 chavales de entre 5º de primaria y 2º de bachillerato, separados en cuatro niveles, cada uno de los cuales agrupa dos cursos. La prueba es un test de 25 preguntas sobre matemáticas en que hay cinco opciones posibles pero sólo una válida, y que se deben contestar en 90 minutos. Cada respuesta correcta da cinco puntos, las incorrectas no dan nada y las preguntas que quedan sin contestar dan dos puntos.

Así, el máximo es de 125 puntos, y si no haces nada en esa hora y media ya tienes 50 puntos, por lo que es recomendable no contestar si no tienes cierta confianza en que tu respuesta es la correcta.

De los colegios e institutos se selecciona a unos 2000 alumnos para la segunda fase del concurso, que se celebra a mediados de abril en la Facultad de Matemáticas de la UCM, donde, por cierto, yo estudio. Los pequeños (niveles 1 y 2, es decir, de 5º de primaria a 2º de ESO) hacen el test entre las 9:45 y las 11:15 y los mayores (niveles 3 y 4) entre las 12:00 y las 13:30. Las reglas son las mismas, y se elige a los 150 alumnos (los 35 o 40 mejores de cada nivel) para recibir un diploma y algún jueguecito matemático. Finalmente, los tres primeros consiguen un premio algo más suculento :D

Cuando yo era más joven, participaba en el concurso, de hecho participé entre la segunda y la quinta edición y conseguí algunos juguetitos que utilicé el primer día y poco más. Ahora que estoy en la universidad, concretamente en la facultad donde se celebra el concurso, acudo cada año a vigilar a los chicos. Y cada año hay anécdotas y risas.

Este año, por ejemplo, casi no había facultad suficiente para tanta gente. Iban a participar 2180 chavales en una facultad con unos 1500 alumnos matriculados, y los niños estaban acompañados, claro está, por padres, tíos, hermanos, abuelos, profesores... y sobre todo de paparazzis que les sometían a una ráfaga de fotos insufrible (al estilo "topicazo del turista japonés") desde la puerta, o la ventana, o donde fuera. En mi clase (para 120 alumnos) iba a haber 116 niños de los dos primeros niveles, cuando lo habitual era que sólo fuesen de un nivel. También hay que decir que algunos no acudieron a la cita con los números, así que supongo que habría, en total, unos 1700 participantes y unos 800 acompañantes.

La otra anécdota fue el hecho de que algunos de ellos no sabían lo que era un número primo, y hubo muchas preguntas sobre ese tema. También hubo problemas de idioma con la comunidad inmigrante, incluso alguno llevó consigo el diccionario español-chino.

Las risas, a la hora de corregir. Lo sé, soy un poco cruel. Pero es que cuando la mitad de las hojas que corrijo están prácticamente en blanco, algunos sacan menos de 50 puntos y son pocos los que superan los 70, llego a la conclusión de que algo no va bien. Sobre todo teniendo en cuenta que los que van a la segunda fase del concurso se supone que son buenos en matemáticas, y más aún si son de los dos primeros niveles y tienen que madrugar (a pocos les hace gracia madrugar un sábado para hacer mates, sobre todo si no son de baloncesto).

Comments on "IX Concurso de Primavera de Matemáticas"

 

post a comment

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>