02 abril 2005

Feliz año nuevo abbatiano

Abbatia es una especie de digimundo, o mundo digital, que generalmente toma la forma de un juego online en que cada jugador controla una abadía del siglo XII y a los monjes que viven en ella. El jugador controla, entre otras cosas, la dieta y las actividades de los monjes y la construcción de edificios. Tiene cierto parecido a los Tamagotchi que hicieron furor en todo el mundo allá por el año 1997.

Como en la Edad Media histórica, en Abbatia hay obispos, cardenales y por supuesto el papa. Yo, por ejemplo, fui elegido obispo de una región llamada Marquesado de Verona, y por ello tengo control sobre las arcas del obispado, lo que quiere decir que cobro impuestos y construyo edificios con el dinero del obispado, sobre todo para las abadías más necesitadas. Pero no todos los obispos son así. Hace poco, el obispo de Alta Lorena cobraba todos los impuestos (por cancelación de venta; venta a 5, 10 y 15 días; y la proporción de dichos impuestos que iban directamente a la abadía del obispo) al máximo permitido, que era del 50%. Así, se llevaba una cuarta parte del dinero obtenido con cada venta de artículos de su región. Por supuesto, no duró mucho en el cargo, ya que un sicario acabó con él. Parece ser que no fue la recién formada Asociación Sicaria Antiobispos (¿o sí?) la que contrató y financió al sicario.

El juego, por otra parte, está en desarrollo y por tanto de vez en cuando surgen errores. Una vez, un obispo construyó todos los edificios a sus abadías, pues sus arcas tenían la nada despreciable cantidad de 11.000 millones de monedas de oro. Otra vez, sacrificar toros y bueyes generaba grandes cantidades de carne, pero dejaba a los animales misteriosamente vivos y coleando. También ha habido algunos problemas con los precios de diversos alimentos y recursos. En general, los errores se acaban solucionando y revirtiendo.

El juego, sin embargo, no es sólo un montón de datos almacenados en un ordenador, pero ya hablaré de esto en otra ocasión.

Por cierto, estamos celebrando el año nuevo 1115 en estos momentos. Claro que un mes real equivale a un año abbatiano :P Yo empecé mi periplo por Abbatia en octubre de 1110, es decir, a finales de noviembre de 2004 en la vida real; y me metí básicamente porque era el juego más popular de las asociaciones de Matemáticas, igual que antes lo había sido el Settlers of Catan y hace un par de años el Worms.

Comments on "Feliz año nuevo abbatiano"

 

post a comment

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>